Escanner 3d de bolsillo

La tecnología 3D ha estado muy de moda en los últimos años y permite a muchos desarrolladores independientes construir piezas y mecanismos a un precio muy accesible, sus aplicaciones son muy prácticas, dentro de ellas podemos destacar las prótesis médicas. Desde sus inicios muchas personas han desarrollado métodos bastante interesante de fabricación y modelado de objetos, sin embargo, para que la impresión 3D pueda llevarse a cabo primero se debe tener una serie de modelos digitales generados por algún software de diseño 3D, también es posible copiar un objeto ya existente mediante un scanner 3D.

Adquirir una impresora 3D está fuera del alcance de la mayoría de las personas y el uso de scanner 3D son muy costosos o no son capaces de capturar imágenes en alta resolución. Esta tecnología es relativamente nueva y por ende algo costosa, sin embargo, un equipo de la Universidad de Browm (EEUU) han desarrollado un algoritmo que abarata considerablemente los costos que implica el Scanner 3D y tiene el potencial de poner tal tecnología en nuestras manos de la manera más literal posible.

etri-scaner-3

Tal hazaña es posible gracias al uso de los Smartphone, en la actualidad casi el 40% de los teléfonos móviles activos del plantea son inteligentes y para el 2020 se estima que la cifra suba a no menos de un 70%.

Estos equipos básicamente recolectan la información geométrica de un objeto que luego será usada para generar un modelo tridimensional basándose en la posición en el espacio de cada punto recolectado. Simple en principio pero algo más complejo en la práctica. La recolección de la data puede realizarse de varias maneras, pero en este caso se usa el Escaneo sin contacto ya que se usa la cámara del Smartphone.

Existen varios inconvenientes en el escaneo 3D que el quipo tuvo que considerar. Si la data es recolectada sin sincronizar el proyector con los patrones a menudo las imágenes captadas estarán superpuestas. Algunas cámaras toman las imágenes desde diferentes puntos de vista y planos para luego enviarlas a la memoria mediante cadenas de pixeles, este método ofrece gran calidad de detalles pero si las imágenes son tomadas en tiempos ligeramente distintos puede ocasionar igualmente una superposición.

Gabriel Taubin y Daniel Moreno desarrollaron un algoritmo que estructura la luz emitida por el flash de una cámara de tal manera que no necesita que el proyector y la cámara estén sincronizados. La única condición necesaria, es que la cámara tenga pueda disparar la cámara en modo de ráfaga, mientras más fotogramas pueda disparar por segundo mejor definición tendrá el objeto escaneado. Lo anterior no es problema para las cámaras réflex digitales integradas en nuestros dispositivos móviles.

trimensional

 

Una vez capturadas las imágenes es posible modelar digitalmente un modelo 3D de un objeto por medio de un software, aunque quedaría resolver el problema de disponer de impresoras 3D para replicar los objetos, como toda tecnología emergente debemos esperar que los precios sean batidos en cada generación debido al fenómeno de la masificación, no estamos lejos de poder fabricar en casa las piezas necesarias para elaborar herramientas, mecanismos, juguetes etc. La imaginación del ser humano se encargara de poner un techo a este tipo de tecnología.

 

Author: Jose Bastardo

Share This Post On