“Kopimashin” el invento que preocupa a la Industria

Muchos usuarios que día a día navegan por el Internet conocerán el dominio Thepiratebay.com  y a  que se dedica el portal. Para los que no están familiarizados, esta  web  permite la descarga de material que viene protegidos por las licencias de Copyright.

Uno de sus cofundadores, Peter Sunde, fue detenido y condenado a prisión por supuestamente causar daños y prejuicios a la industria de la música y del cine. Sunde, ya ha sido liberado de su encarcelamiento pero aún tiene una deuda multimillonaria con algunas compañías de entretenimiento. Pese a que muchos seguramente lo condenan, para su sorpresa, este personaje es defendido por millones de internautas, pues lo consideran una persona con un ingenio envidiable y unos principios solidos a los cuales es fiel y por los cuales se rige.

Las compañias no son tan”victimas” como se podría pensar

Según Sunde, las compañías calculan de manera exagerada el valor de los supuestos daños que la piratería causa a la industria. Afirma que la piratería no genera el impacto que afirman causar y que estos difieren enormemente de los que las leyes del Copyright señalan. Critica e incluso ridiculiza la formula usada para determinar los daños ya que se basan en la cantidad de veces que se efectúan copias piratas de sus ficheros.

Muchos de los usuarios que bajan material con Copyright no comprarían el producto “original”, pues para muchos, el precio de una copia está sobrevalorado, el consumidor final debe pagar por gastos que no están relacionados con los costos de producción, como lo son la publicidad y el marketing. Legalmente los gastos no asociados a la producción de un artículo no deben recaer en los consumidores, pero según Sunde, esto no se cumple, las compañías juegan sucio y la piratería es un monstruo que se produce por la misma Industria. Y es precisamente este hecho el factor que las compañías no consideran.

Kopimashin

Kopimashin

Imposibilidad de un acuerdo

Dado que no ha podido llegar a un acuerdo que ambas partes consideren justo, Sunde tuvo una idea para poner en jaque a sus perseguidores y llevarlos a la quiebra de ser posible. Para ello utilizo el método de las compañías para el cálculo de daños junto con un Raspberry Pi, una pantalla LCD y algo de código Python.

Este sencillo dispositivo representa una verdadera pesadilla para la Industria del entretenimiento. Tiene la capacidad de generar alrededor de 100 “copias piratas“ de una canción en tan solo un segundo, la bautizada Kopimashin  podría generar pérdidas significativas y Sunde explica que “la que tengo en casa llega a los 120 millones de copias mientras se lleva a cabo esta entrevista. Esto equivale a 150 millones de dólares en pérdidas para la Industria de la música”.

Peter Sunde quiere aclarar que no están dentro sus planes la comercialización de la Kopimashin y que su invento no estará disponible al público. En su entrevista afirmó que, su objetivo no es la monetización del dispositivo, sino la de dar una lección sobre el valor que las compañías ponen a las copias. Asegurando también, que las copias piratas no son la amenaza que la industria quiere hacernos ver. De momento, las copias  creadas por una Kopimashin se almacena en un fichero de manera temporal para imposibilitar su uso en el futuro.

Author: Jose Bastardo

Share This Post On